Archivo de la etiqueta: veterinario urgencias vilassar

El golpe de calor

Publicado en General el día .

Con la llegada del buen tiempo, debemos ir con cuidado con las altas temperaturas y nuestras mascotas. El golpe de calor es un aumento de la temperatura corporal que se presenta cuando los mecanismos del organismo que controlan el exceso de temperatura del cuerpo, no se pueden adaptar a estas altas temperaturas.

Cuando se puede dar un golpe de calor en un animal?
Dog Out Car Window
Lo más frecuente que puede ocurrir es que nos olvidemos que hace calor y nos descuidamos unos minutos el animal en el coche, o en la terraza o salimos a dar una vuelta en horas de excesivo calor. Una vez instaurado el golpe de calor, las consecuencias para el animal son muy graves y pueden provocar la muerte.

La temperatura a partir de la cual empezamos a tener problemas orgánicos gravísimos es de 42,5 º C. A partir de esta temperatura se puede producir muerte celular y disminución del aporte de oxígeno a los tejidos. El golpe de calor puede provocar el daño de todos los órganos del animal.

Dada la gravedad de esta enfermedad la mejor manera de combatirla es evitándola. Así pues, evitaremos dejar los animales en el coche, terrazas, llevaremos agua, no daremos paseos en las horas de mayor temperatura y vigilaremos con el exceso de ejercicio en las épocas más calurosas del año.

Algunos de los signos que caracterizan la instauración de un golpe de calor son panzeo exagerado, salivación, aumento de la temperatura corporal, mucosas muy rojas, taquicardia, enrojecimiento de la piel, diarrea con sangre, disminución de la orina, cambios del estado mental, convulsiones y parada cardiorrespiratoria.

El golpe de calor se instauró cuando la temperatura del animal supera los 41 º C. Cuando antes nos demos cuenta y antes podamos acudir a un centro veterinario mayor será la posibilidad de supervivencia de su mascota. Lo que hay que hacer es modificar la temperatura cuanto antes e intentar recuperar los órganos dañados.

Algunas de las cosas que podemos hacer en casa o durante el traslado al centro veterinario más cercano son: sumergir o mojar al animal con mantas empapada en agua y alcohol. Remojar las almohadillas con alcohol. Es importante mirar la temperatura del animal y detener el enfriamiento cuando ésta llegue a 39,5 º C porque es muy fácil disminuir demasiado la temperatura y esto también sería perjudicial. Una vez en el veterinario se tomarán otras medidas como la evaluación de los daños internos y la administración de suero y antibióticos profilácticos.


Etiquetado con , , , , , ,