La llegada de un bebé a casa

Publicado en De interés el día .

Perro y bebéLa llegada de una bebé siempre representa un cambio en las vidas de los miembros de la familia, y nuestras mascotas, como parte de la familia que son también lo experimentan como un cambio al que deben adaptarse.

Así como nos preparamos nosotros y preparamos la casa y el entorno para la llegada del bebé, es necesario que preparemos al animal con unos sencillos consejos para que la adaptación sea satisfactoria.

Una vez el bebé esté en el hogar, nuestros horarios y costumbres serán muy diferentes a como eran antes. Debemos prever estos cambios para empezar a acostumbrar con anterioridad con nuestra mascota. Por ejemplo, tendremos que adaptar los horarios de comida y de paseos a unas horas que podamos realizarlas cuando el bebé esté en casa.

Considere la posibilidad de que tenga que salir a pasear al perro con el carrito y por lo tanto si el animal tira, esto dificulte mucho el paseo. Hay collares especiales que permiten que el perro no tire de una manera fácil y sobre todo no dolorosa. Consulte al veterinario.

Estipularemos unos horarios (5-10 minutos dos veces al día) que estarán reservados íntegramente al animal. Debería ser siempre a la misma hora para acostumbrar a la mascota antes del nacimiento. Durante estos minutos aprovecharemos para peinarlo, acariciarlo, jugar, etc.

Acostumbrad al perro / gato a las cosas del bebé, como entrar en la habitación, oler la ropa, los pañales, etc. Si coge algo del niño es importante corregir con un “NO” y sobre todo que no lo tome como un juguete, es decir, no estimular el juego de tira-trae. Si previamente el animal es capaz de cumplir las órdenes básicas, tendremos mucho ganado, por eso es tan importante una correcta educación desde cachorro.

Es importante que el perro no suba a la cama o cuna del niño y acostumbrarle a la presencia de estos muebles permitirá detectar qué comportamientos son no deseados y podremos corregirlo.

Si el perro tiene juguetes de peluche o de goma que pueden ser similares a las del niño, es posible que no pueda distinguir entre cuáles son sus juguetes y cuáles son las del bebé. Es posible que cuando el niño tenga unos meses intente tomar los juguetes de la boca del perro o el perro de las manos del niño y es en este momento cuando puede surgir conflicto. Por lo tanto, sería interesante acostumbrar al perro a juguetes que sean diferentes a las del bebé. También sería muy útil enseñar con anterioridad al perro la orden “deja” mediante premios, de esta manera entenderá que ante esta orden, debe dejar aquel juguete.

En el momento de nacimiento del niño, es muy importante que durante la estancia en el hospital, la persona encargada de cuidar al perro, lleve ropa del niño usada y le dé a oler, de esta manera cuando toda la familia esté en casa, el perro reconocerá el olor del niño.

Cuando el bebé llegue a casa, el perro tendrá muchas ganas de saludar, sobre todo a la madre que hará días que no ve. Es en este momento cuando una vez el perro se haya calmado, la madre dedique unos momentos a saludar al perro. Una vez todo haya calmado, es el momento de presentar al niño a la mascota. En el momento de las presentaciones, cuando el perro se acerca al niño, siempre bajo vigilancia, es importante que se refuerce positivamente con golosinas aquellos comportamientos satisfactorios. Acariciaremos en todo momento al perro para transmitir tranquilidad. Si el perro se muestra tímido o con miedo ante el nuevo miembro de la familia, no le obligue a acercarse, déle su tiempo, y premie cada paso que dé para acercarse al bebé.

Hasta que tengamos la confianza de que no se puede producir ningún accidente, toda interacción del animal con el niño será supervisada por un adulto.

Es importante que cuando el niño tenga unos meses, le enseñamos a tratar al perro. El niño debe respetar el espacio del perro y sus momentos de descanso.

Se deberá tener especial cuidado con aquellos perros geriátricos que pueden sufrir de dolor crónico, ya que un empujón o caída les puede suponer dolor y esto puede llevar a reaccionar de forma negativa.

Hay que tener cuidado si el niño es muy activo o brusco, enseñe al niño a tratar al perro con delicadeza y amabilidad.

Para cualquier pregunta no dude en contactar con su veterinario que le asesorará sobre cuál es la mejor manera de enfocar la llegada de un bebé cuando se tienen animales en el hogar y hacer de ello un motivo de felicidad para todos los miembros de la familia.


Etiquetado con , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>